Izq86_9

Grup Yorum: Música y silencio bajo el régimen de Erdoğan


Andrés Gualdrón Ramírez

Maestro de música

Compositor y musicólogo

Aspirante a Doctor

Universidad de Salzburgo


La carátula del álbum ille Kavga ⎯lanzado en 2017 por la agrupación turca Grup Yorum⎯, muestra una serie de instrumentos puestos en el suelo unos contra otros bajo la iluminación de un set de fotografía comercial. La inspección detallada de la imagen muestra, sin embargo, una realidad inquietante: las guitarras, los platillos, los laúdes y las darbukas en el cuadro están totalmente rotos, como si hubiesen sido fotografiados luego de un ataque violento.


En efecto, y como lo reportó el diario The Guardian en 2018[1], los instrumentos fueron destruidos por fuerzas del gobierno de Recep Tayyip Erdoğan y de su partido (el conservador AKP), tras una de las múltiples redadas contra el centro cultural donde la banda ensayaba en 2016. Esta afrenta sucedió en el contexto de más acosos al colectivo: durante el mismo año policías asaltaron por la fuerza una de sus presentaciones en la ciudad de Izmir y detuvieron tanto a asistentes como a músicos. Así mismo, con frecuencia han encarcelado e intimidado a sus miembros y desde el mismo año del ataque han aplicado una política de censura total a sus actividades públicas.


Estos excesos no hacen parte de una persecución dirigida únicamente contra Grup Yorum: durante la década pasada ⎯y en particular desde las protestas de 2013, en las que más de 3 millones de turcos salieron a las calles para manifestarse contra los abusos gubernamentales⎯, han ido en ascenso en el país los ataques contra la libertad de expresión y el desmonte del secularismo, así como los golpes a los partidos de oposición, el control total de la prensa, el encarcelamiento abusivo de cientos de académicos y artistas y la persecución del pueblo kurdo, entre otros atropellos.


Sin embargo, el punto culmine del conflicto entre Grup Yorum y el gobierno turco se presentó en 2020 tras las huelgas de hambre y las trágica muertes con un poco más de un mes de diferencia de la cantante Helin Bölek ⎯fallecida el 3 de abril a los 28 años⎯ y el bajista İbrahim Gökçek ⎯fallecido el pasado 7 de mayo a los 40⎯.


Bölek empezó su huelga de hambre en la cárcel y tras ser liberada siguió protestando de la misma forma en apoyo a sus compañeros de banda que aún seguían en prisión, falleciendo tras 288 días de huelga. Gökçek, por su parte, también fue liberado de la prisión en febrero de este año, pero continuó con la huelga hasta dos días antes de morir. Su terrible protesta se extendió a lo largo de 323 días. Su esposa, Sultan Gökçek, a quien se le negó el permiso para asistir al funeral de su esposo, sigue aún detenida. Así mismo, los distintos seguidores del grupo y simpatizantes de la causa que se acercaron al funeral del músico fueron dispersados y apartados con gases lacrimógenos por la policía, que canceló también la ceremonia.


¿En qué "delitos" incurrió Grup Yorum para merecer un nivel tan devastador de violencia como el que el gobierno turco le impone? Oficialmente se les acusa de tener nexos con el DHKP-C (o Frente Revolucionario de Liberación Popular), movimiento de orientación marxista-leninista que adelanta una confrontación armada desde los años 80 contra el gobierno turco y que es etiquetado como organización terrorista tanto por Turquía como por Estados Unidos y la Unión Europea, entre otros.


Aunque en los conciertos del grupo se han visto asistentes con imágenes alusivas a esta organización, lo cierto es que Grup Yorum nunca ha mostrado una afiliación formal al DHKP-C. Al parecer, lo que en realidad inquieta al gobierno es el nivel de difusión y alcance que la acción disidente de la banda ha llegado a tener: fundado en el año de 1985 por estudiantes de la Universidad Pública de Marmara en Estambul, el grupo ha sido uno de los más exitosos en términos comerciales en la historia de Turquía, con audiencias que a inicios de la década anterior llegaron a convocar hasta 250.000 fans en sus presentaciones. La banda, que funciona sobre todo como un colectivo y que ha tenido que cambiar de miembros constantemente en parte por las persecuciones de las que ha sido víctima, tiene también otras "encarnaciones" en el exterior que llevan su mensaje de protesta por Europa y el mundo.


Inspirados en parte por el movimiento de la Nueva Canción Latinoamericana, que durante la segunda mitad del siglo XX mezcló letras de activismo político con formatos y elementos sonoros alusivos a las prácticas "populares" de diferentes territorios del continente, Grup Yorum también empleó instrumentos tradicionales turcos en su música e hizo referencia en sus letras a la situación política de su país. Entre sus temáticas más usuales está la crítica al sistema capitalista, al imperialismo norteamericano y a la persecución de las clases populares y las minorías adelantada por su gobierno desde los años 80.


Particularmente problemático es el punto de la persecución turca a las minorías kurdas, enraizada en la historia del país durante todo el siglo XX y reavivada por la ruptura del cese al fuego entre el gobierno y el grupo armado kurdo PKK en 2015. En protesta contra la sistematicidad de las violaciones a los derechos humanos de los kurdos por parte de Turquía, Grup Yorum fue el primer conjunto de su país en grabar canciones en la lengua de esta etnia, utilizando también instrumentos kurdos en su formato y contando entre sus bases de fanáticos con militantes de izquierda afines a esta causa.


La censura del gobierno de Erdoğan, sin embargo, parece estar cerrando todas las posibilidades de expresión y disidencia no solo del grupo sino de la sociedad turca en su conjunto. Por ejemplo, como protesta ante el encarcelamiento de Abdullah Öcalan, líder del ya mencionado PKK, cuatro políticos y 3.000 presos kurdos adelantaron una huelga de hambre de 200 días entre 2018 y 2019. Como afirma la periodista Bethan McKernan[2], este panorama parece reafirmar que entre tantas persecuciones y silenciamientos al pensamiento y las artes que expresan una postura crítica, el gobierno turco no está dejando sino el hambre como mecanismo de resistencia y oposición.


[1] https://www.theguardian.com/music/2018/apr/04/grup-yorum-the-jailed-band-turkey-cant-silence

[2] https://www.theguardian.com/world/2020/may/08/lonely-death-of-grup-yorum-bassist-highlights-turkey-hunger-strikes 


Descarga el archivo aquí:

File Name: Izq86_art0_20200611-153906_1
File Size: 392 kb
Download File
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Lunes, 13 Julio 2020

Imagen Captcha